DEJANDO HUELLA

"... y no cicatrices"

Dejando huella

Esta es una colección abierta. Voy añadiendo cuadros nuevos según voy pintando.

Muchos son cuadros personalizados, según los gustos o de acorde a la decoración de los lugares donde van a lucirse.

Aunque algunos me suelen dar las medidas y los colores que les gusta porque saben exactamente donde va a ir el cuadro, el resultado final dependerá del estado emocional en la que me encuentre en el momento de pintarlo.

Dejar una huella (y no una cicatriz) en la vida de alguien es dejar una marca imborrable que nos gustaría que la luciesen con orgullo en su memoria, pues le hacen rememorar vivencias, momentos de amor, de complicidad, de amistad, de diversión etc.

La persona que cuelga uno de mis cuadros en su casa, oficina, etc. ya tiene una parte de mí en su vida. Y eso me hace sentir bien, agradecida, porque es alguién que valora lo que hago.  

Aizpea Larrañaga 

Reconocimiento

Medidas 50 x 60